¿ES IMPORTANTE
LA HIGIENE NASAL?

La nariz es tu primera línea de defensa.

La nariz es un filtro altamente efectivo para nuestro cuerpo, porque filtra más de 15.000 litros de aire al día incluyendo olores maravillosos como flores o un café recién hecho. Mientras tanto, la nariz hace todo lo posible por filtrar lo malo: el polvo, la contaminación y los alérgenos que tratan de ingresar al cuerpo a través de sus fosas nasales. Una vez atrapados, los pequeños vellos a lo largo del revestimiento de los pasajes nasales llamados cilios, trabajan para eliminar las impurezas de la parte posterior de la garganta, donde son tragados y destruidos antes de que tengan la oportunidad de multiplicarse y causar daño.

Si las fosas nasales (el interior de tu nariz) se seca o está obstruido, no puede ser eficiente cuando desempeña su papel crucial para mantenerse saludable. Ahí es donde entra en juego la higiene nasal. Asegurarse de que la nariz esté limpia y humectada puede ayudar a garantizar que permanezca en las mejores condiciones de trabajo, para ayudar a defenderse de los contaminantes del aire que respira.

Sí es cierto. Mantener la nariz limpia mejora las defensas contra los resfriados, la rinofaringitis y la rinitis. Para proteger el cuerpo y hacer su trabajo correctamente, la nariz debe mantenerse en las mejores condiciones, lo que significa mantenerla limpio y humectada.